Descargar Libro Completo EL FOSDEH no se cansa de mencionar que el Presupuesto General de cualquier país es un instrumento de desarrollo, y este, debe contener las soluciones inmediatas a…

Proyecciones de cifras coherentes con la realidad

Proyecciones de cifras coherentes con la realidad

Descargar Libro Completo

EL FOSDEH no se cansa de mencionar que el Presupuesto General de cualquier país es un instrumento de desarrollo, y este, debe contener las soluciones inmediatas a las necesidades del país y acciones que progresivamente solventarán los problemas mayores de una nación, siempre, bajo los lineamientos de la planificación nacional. Cuando no es así, perdemos la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de las y los ciudadanos, tener un crecimiento económico inclusivo, encontrar las rutas del desarrollo sostenible, entre otros, y nos mantienen sumergidos en la pobreza y desigualdad. No obstante, para convertir el presupuesto general de la República en una herramienta de desarrollo debe contener un alto nivel de aproximación de la realidad, ya que “una buena receta, depende de una buena radiografía” [[1]].

Aunado, si deseamos que el presupuesto sea una herramienta de desarrollo, es necesario el combate a la corrupción, flagelo importante de erradicar, así tener ingresos y egresos del Estado coherente a la realidad. Para que los egresos no se desvíen, no se otorguen a terceros sin respaldo, sean mal gastados, se usen en intereses particulares, se debiliten las instituciones para privatizar los servicios públicos, entre otros, debido que los ingresos por recursos fiscales que financian los egresos son escasos, y la carga de impuestos a la población, dada la política fiscal regresiva, es casi asfixiante, al igual que la deuda pública.

La corrupción también se expresa en el “maquillaje positivista” de las cifras, vender “ilusiones” o no contar “la película” completa, tener sistemas financieros no actualizados y  acordes al contexto. La vacuna de la corrupción es la transparencia, la verdadera rendición; ligada a una contabilidad real de los gastos e ingresos del Estado y la participación ciudadana, esta última, según la Encuesta sobre el Presupuesto Abierto 2015, “el gobierno de Honduras puede considerarse débil en cuanto a las oportunidades que le ofrece al público para participar en el proceso presupuestario”. Y para finales del año 2016, seguimos con debilidades en un Presupuesto Ciudadano y una Declaración Pre-Presupuesto [2]. Siendo las finanzas públicas sanas (y reales) un determinante (o las bases) para formular otras finanzas en los años sucesivos…

[1] Ver editorial FOSDEH; Una buena receta depende de una buena radiografía. Presentación del Presupuesto General de la República 2018 (Septiembre 2017).

 

[2] Presupuesto Ciudadano: Versión más simple y menos técnica del presupuesto general del gobierno, específicamente diseñada para transmitir información superficial al público.

Declaración Pre-Presupuesto: Revela los parámetros generales de las políticas fiscales de un país antes de la Propuesta de Presupuesto. Describe las previsiones económicas del gobierno, así como los ingresos, gastos y deuda previstos.

 

Licencia Creative Commons
Proyecciones de cifras coherentes con la realidad por Fosdeh se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en bit.ly/2jrlfOu

  • Enlaces sociales:

Deja una respuesta